Así funciona el complicado sistema electoral en Estados Unidos

 

Por: Chris Moody (Tomado de CNN)

El camino hacia la Casa Blanca puede ser largo, escandaloso y amplio, pero elegir al próximo presidente estadounidense es todo menos simple.

Aunque muchos votantes no pondrán atención sino hasta algunas semanas antes del día de las elecciones, postularse a la presidencia requiere de años de planificación activa, recaudación de fondos y cálculos.

Pero, ¿cuándo deberías empezar a preocuparte? ¿Y cuál es la diferencia entre una asamblea partidaria y una primaria? Esto es lo que necesitas saber acerca de las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos. 

¿Por qué toman tanto tiempo las elecciones presidenciales en Estados Unidos?

Los dos principales partidos políticos de Estados Unidos —demócratas y republicanos— eligen a sus respectivos candidatosa través de contiendas patrocinadas por el partido en cada uno de los estados y territorios de Estados Unidos, un proceso que inicia en febrero y tarda hasta cinco meses.

Iowa y Nuevo Hampshire tradicionalmente inician el proceso a principios de año, y luego otros estados los siguen; sin embargo, antes de eso, los candidatos normalmente han pasado un año sentando las bases para las campañas en esas regiones.

Una vez cada partido define quién será su candidato, ellos se dedican a hacer campaña durante el resto del verano y el otoño, hasta las elecciones generales el 8 de noviembre.

Iowa inicia este martes el ciclo electoral en Estados Unidos que finalizará el próximo 8 de noviembre cuando se conozca el nombre del nuevo presidente de Estados Unidos.

¿Por qué cuestan tanto dinero?

Una razón por la que cuestan tanto es porque son tan prolongadas. A diferencia de otros países, no hay reglas en cuanto a qué tan pronto puede empezar un candidato a hacer campaña. Ted Cruz, por ejemplo, anunció oficialmente que se iba a postular a la presidencia en marzo de 2015, casi 20 meses antes de las elecciones.

Asimismo, a diferencia de otros países, no hay límite respecto a cuánto puedes gastar. Una campaña presidencial puede llegar a costar hasta 1.000 millones de dólares… y eso ni siquiera incluye el dinero que grupos externos gastan. No es barato viajar alrededor del país durante dos años o más, comprar anuncios por televisión y pagarle a un pequeño ejército de trabajadores de la campaña.

¿Cuál es la diferencia entre una “asamblea partidista” y una “primaria”?

Los estados tienen dos formas de recopilar los votos de los miembros de su partido cuando eligen a un candidato presidencial: las “primarias” y las “asambleas partidistas”.

Una “primaria” es en lo que la mayoría de personas piensan cuando se imaginan una votación: la gente llega a un centro de votación para elegir a su candidato por medio de una papeleta.

Una “asamblea partidista” es muy diferente. Es un evento en un vecindario que requiere de varias horas de participación y debate activo en la comunidad. Se lleva a cabo en la tarde en una casa o espacio público, dependiendo de la ubicación de la asamblea.

¿Por qué son tan importantes Iowa y Nuevo Hampshire?

Iowa, el cual utiliza un sistema de asambleas partidistas, y Nuevo Hampshire, el cual lleva a cabo las elecciones primarias, son los dos primeros estados en votar. Si bien constan de solo una pequeña parte de los votantes de Estados Unidos, desempeñan un papel enorme en el proceso de nominación debido a que son los primeros.

Los resultados en estos estados dejan ver la popularidad de un candidato, su capacidad de organización y su ímpetu. Puedes esperar que algunos candidatos que no tengan buenos resultados salgan de la contienda luego de las votaciones en Iowa o Nuevo Hampshire.

¿Cuándo debes comenzar a interesarte?

Trece estados y territorios celebrarán asambleas partidistas o elecciones primarias el primer martes de marzo, también conocido como el “Súper martes”. Los resultados se conocerán más o menos al mismo tiempo, y tan solo el número de elecciones podría ocasionar cambios en el estado de la contienda.

Así que, ¿quiénes son los principales contendientes republicanos?

Donald Trump: el magnate de los bienes raíces ha sido el favorito del grupo durante meses a pesar de romper muchas reglas de las campañas tradicionales, como criticar a los prisioneros de guerra, a los mexicanos, musulmanes y a las mujeres (entre otros). Muy pocos expertos predijeron que tendría tanto éxito.

Algunos de los seguidores de Trump en Iowa apoyaron al candidato y sus retractores se burlaron de él. (Crédito: Joe Raedle/Getty Images)

Ted Cruz: el senador por Texas sumamente conservador se ha dado a conocer como una persona de afuera en el Congreso. Él fue quien organizó el cierre del gobierno en 2013.

Marco Rubio: el senador por Florida llegó al poder en 2010 con el ascenso del lado del “Tea Party” de su partido en contra de la estructura, pero ha demostrado tener una capacidad para trabajar con los demócratas.

¿Y quiénes son los principales demócratas?

Hillary Clinton: ella ha estado planificando esta campaña casi desde el momento en el que perdió en 2008. Al ser la esposa de Bill, muchos demócratas la consideran como un tipo de continuación para Barack Obama y como un par de manos seguras.

hillary clinton bernie sanders GettyImages-492529464

Bernie Sanders: el senador por Vermont representa al ala más liberal de la política dominante de Estados Unidos, pero algunos demócratas creen que es demasiado izquierdista como para ganar en las elecciones nacionales.

¿Cuándo sabremos finalmente quiénes serán los nominados?

Normalmente sabemos quiénes son los nominados de cada partido a finales de la primavera, pero ellos no son elegidos oficialmente sino hasta la convención nacional del partido en el verano.

¿Gana el candidato con más votos?

¡Si tan solo fuera así!

En lugar de elegir a un presidente con base en cuántos votos reciben, los Padres Fundadores establecieron lo que se conoce como el Colegio Electoral. Cada estado tiene un número de electores igual al número de congresistas y senadores que posee… y mientras más grande es el estado, más electores tiene.

En todos menos dos estados (Maine y Nebraska), es un sistema en el que el ganador se lo lleva todo. Por lo tanto, si ganas el 60% de los votos en California, obtienes todos los electores de ese estado. Por ejemplo, en 2012, Obama se llevó el 51% de los votos a nivel nacional, lo que se tradujo en el 61% de los votos del Colegio Electoral.

Al final, quien reciba los 270 votos o más del Colegio Electoral gana. Ni siquiera vamos a mencionar qué ocurre si hay un empate… y ya sabemos qué pasa cuando hay un recuento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s